VIOLONCELLO


https://www.facebook.com/torreilles.tourisme/videos/1787489421336544/

Salou – Costa Dorada International Music Festival.
Svetlana Tovstukha, violonchelo. Joven Orquesta Filarmónica de Cataluña y Orquesta de Cámara Alfred Schnittke. Melani Mestre, dirección.

 

Fantástico recital el que nos ha brindado la chelista rusa en Creixell. Una solista de gran altura en virtuosismo y expresividad, que disfruta de las partituras que interpreta y logra trasmitírselo al público de una manera directa y entusiasta, así como unidas a sus maneras gesticulares me atrevería a definirla como la Glenn Gould de violonchelo.

Una vez más ante un escaso público desbordado por al aluvión de conciertos de música clásica al unísono en un escaso diámetro geográfico.

La “Suite nº1” BWW 1007 de Bach fue un gran comienzo para comenzar a deslumbrarse ante un público entregado. Música que combina la expresión profunda con ingeniosas hazañas matemáticas, como las fugas y los cañones en los que la misma melodía se juega contra sí misma de varias maneras.  El Preludio de la “Suite nº6” BWV 1012, una pieza de rebosante imaginación y destrezas técnicas de contrastes en arpegios ascendentes y descendentes se requiere de una gran fuerza y concentración para el intérprete. Destacar su sonido cálido, excelente, sin duda.

El enamoramiento de Tovstukha por Bach y el intrumento está mas que justificado. Brillaron también con luz propia, instrumento e intéprete en la "Folía" de M. Marais, con una ejecución impecable de fraseo a través de las variaciones del compositor virtuoso francés de la Corte del Rey Sol. La sorpresa vino dada por la incorporación de una obra desconocida y recientemente descubierta: “Tema y Variaciones para violonchelo solo” de Jean Sibelius que data de 1887, cuando tenía 22 años. Gracias a la comunicación de la artista con el público quedó explicada su procedencia y posterior desaparición, hasta hace poco más de una década redescubierta en la Biblioteca Nacional de Helsinki. La obra debe mucho a Bach en cuanto a su estilo, aunque el tema en el que se basan las variaciones tiene cierto sabor fino-nórdico. Ejecutada con gran destreza, deslumbró a los presentes con merecidas ovaciones. Telemann fue el encargado de cerrar la velada con otra “Suite en re mayor”.

Una vez más el lirismo y menos refinamiento perfeccionista del autor alemán, en referencia a Bach, sirvió de un buen final de degustación exquisita del instrumento de cuerda a solo. Propinas como la transcripción de un “Nocturno” de Tchaikovsky de bella fragancia romántica en relación con las “Variaciones Rococó” del mismo autor interpretadas días atrás. La sonoridad del recinto también contribuyó al disfrute total.

Luis Suárez

Salou Internacional Music Festival Costa Dorada – Casal de Creixell
Svetlana Tovstukha.